La maldición de los rascacielos

The Economist en su publicación de ayer hizo un poco de análisis histórico que puede pecar de ser coincidencia, pero que no deja de ser una realidad.

Previo a cada crisis financiera, la potencia de turno a sufrirla también se embarcó en la construcción de neocatedrales de acero y vidrio.

Entonces vale pensar que talvez la finalización de las obras de Shanghai o Nueva York o Dubai estén auguriando tiempos difíciles?

Lo raro es que no se ha inaugurado ningún rascacielos en Argentina ni en Brasil, y sin embargo ya sabemos que vienen viviendo una crisis financiera de hace tiempo.