Porque fracasan los emprendimientos?

porque fracasan los emprendimientos

Al parecer son 4 los principales factores que hacen que fracasen los emprendimientos o start-ups. Cualquiera de estas cuatro razones puede ser suficiente por si sola así que hay que estar preparado para cualquiera de ellas. Lo importante es saber que estas son las cosas que más comunmente nos llevan al fracaso, y que por eso deban ser evitadas.

Pelea entre fundadores

Esta debe ser de las razones más obvias y más cinematográficas. Pero es muy común que la falta de claridad para la gestión de las diferencias entre los padres/madres de la criatura sea una fuente de problemas que lleve al fracaso.

El peligro de los conflictos de relaciones radica casi siempre en la escalada simétrica. Tal como la URRS y EEUU en la época de la guerra fría, acumulaban cada uno armas cada vez peores de su lado de la cortina de hierro y cualquier excusa era suficiente para una guerra, eso mismo puede suceder en las relaciones humanas, donde se va perdiendo el significado de equipo y solo quedan resentimientos.

Para no caer en eso, lo importante es tener un plan de gestión y comunicación que permita que cada uno tenga una voz y que las relaciones se basen en el respeto y en la finalidad y no en el ego de cada uno.

No se puede construir la idea inicial

Esto pasa muy seguido. Al momento de ponerse a trabajar se llega a un cruce en el cual por algún motivo antes ignorado, los requisitos iniciales o la idea primaria no se puede lograr. Tanto por capacidad técnica, como material o cultural, hay miles de obstáculos que pueden de un momento a otro hacernos percibir la imposibilidad de lo que antes parecía sencillo.

Si esto sucede, lo mejor es adaptarse a los límites y reconocer las fronteras. Si lo que importa es lograr un producto y vamos directo al fracaso de la idea inicial entonces lo mejor es fracasar rápido y adaptar la idea o cerrar el proyecto y empezar uno nuevo. Fail fast.

Nadie financia la idea

Las ideas no son nada si no hay quien las haga realidad, y para hacerlas realidad es necesario financiamiento. Esta está entre las 4 razones más comunes no solo del fracaso de los emprendimientos de hoy, sino de cualquier proyecto a lo largo de la historia de la humanidad. Sin el dinero del papado, Miguel Angel talvez se hubiera dedicado a otra cosa.

Muy poca gente compra o usa el producto

Esto es algo que nunca hay que perder de vista. El público objetivo y su muestreo correcto son quienes en última instancia van a dictaminar si nuestro emprendimiento va a ser uno entre el 10% de las empresas que sobreviven el primer empujón, o no. Y es por eso que muchas veces tenemos que empezar a vender la idea mismo antes de haberla terminado, para no sacar al mercado algo que no le sirva a nadie y tener que adaptarlo luego.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *