El auge de las universidades gastronómicas

Son muchas las razones que provocaron el auge de las universidades gastronómicas, descúbrelas.

El auge de las universidades gastronómicas

La moda alcanza a todos los ámbitos de la vida, incluso el área de la formación profesional, de allí se explica el creciente auge de las universidades gastronómicas. La creciente demanda por los profesionales culinarios ha ocasionado que lo que antes era considerado como un oficio de poco relevamiento, en la actualidad se ha convertido en una carrera seria que trajo consigo el aumento en el número de centros de estudio que ofrecen esta especialización a nivel terciario.

Una de las razones que provocó este cambio en los intereses curriculares es el florecimiento de la industria turística que abrió un nicho laboral para los chefs con título, fomentado por otra parte por los medios que han otorgado protagonismo a un rubro que anteriormente era visto como menor y lo dotaron de un halo de glamour.

Es en el norte de Italia donde se crea la primera universidad gastronómica, que llevó el nombre de Universidad de las Ciencias Gastronómicas de Bra (en el Piamonte), cuyo plan de estudios incluía historia y economía de la gastronomía, complementado con viajes de estudio hacia diversos destinos, con los cuales completaban su formación.

Contrario a las predicciones, hoy en día, la Universidad de Bra es un referente a nivel mundial y cuenta con 600 alumnos, facturando por cada uno una matrícula anual de 25.000 dólares. La universidad está abierta a la emisión de becas para estudiantes que no pueden pagar sus estudios.

España cuenta con la segunda universidad gastronómica de Europa, el Basque Culinary Center, situado en el Parque Tecnológico de Miramón, en un edificio de arquitectura innovadora que asemeja una pila de platos.

En esta escuela, la carrera tiene una duración de cuatro años y se incluyen materias como química, microeconomía, gestión de negocios gastronómicos, tecnología, cultura, arte y técnicas culinarias. Para el ingreso se realiza una prueba de admisión muy rigurosa donde se exigen además de las aptitudes, el dominio de idiomas.

Por supuesto que estas universidades tienen su más claro antecedente en la escuela de cocina más famosa del mundo, la de Cordon Bleu en Francia, que cuenta con una trayectoria de más de cien años y más de 18.000 estudiantes.

También América Latina cuenta con universidades gastronómicas. Tal es el caso de México y su Colegio Superior de Gastronomía, fundado en 1992; la Escuela de Gastronomía de la Universidad de Guayaquil en Ecuador.

Aunque a simple vista parezca que esta carrera es sencilla, no todos podrán triunfar en esta área. Además, el egresado de una universidad gastronómica debe dominar áreas tan dispares como administración, idiomas, legislación, nutrición y las técnicas culinarias que hacen a esta carrera una de las de mayor crecimiento en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *