Alquiler de propiedades: Flexibilidad en tiempos de crisis

El mercado inmobiliario a nivel mundial ha sufrido variaciones sísmicas en los últimos años pero algunas necesidades siguen existiendo. Sin embargo la enorme tasa de desempleo, la baja en los ingresos y la precaución con los gastos que muchos han adoptado han hecho caer dramáticamente la cantidad y el precio de las propiedades alquiladas. Por eso hoy les hablaré del alquiler de propiedades y de los factores a tener en cuenta para encontrar arrendatarios.

El mercado inmobiliario a nivel mundial ha sufrido variaciones sísmicas en los últimos años pero algunas necesidades siguen existiendo. Sin embargo la enorme tasa de desempleo, la baja en los ingresos y la precaución con los gastos que muchos han adoptado han hecho caer dramáticamente la cantidad y el precio de las propiedades alquiladas. Por eso hoy les hablaré del alquiler de propiedades y de los factores a tener en cuenta para encontrar arrendatarios.

Antes que nada entiendo que puede resultar extremadamente frustrante tanto para los propietarios como para los que desean alquilar no encontrar algo que esté a la altura de sus expectativas. Se puede contar con una excelente propiedad, en muy buenas condiciones y pedir un precio más que razonable para no encontrar oferta alguna.

Sin embargo deben recordar que estamos en la mayor crisis económica (que los economistas insisten en llamar recesión a pesar de que la evidencia apunta claramente hacia otro escenario) desde el crack bursátil de 1929 y a pesar de enormes esfuerzos de los gobiernos de todo el mundo, la situación parece destinada a continuar al menos un par de años más (digo un par porque sería futurismo puro intentar anticipar cuantos más se extenderá).

Flexibilidad y creatividad

Es por eso que deben considerar la posibilidad de reducir el precio del alquiler mucho más de lo que normalmente esperarían hacerlo. Nadie esta diciendo que lo regalen, pero sí que luego de cubrir los gastos básicos no pidan mucho más que el mínimo indispensable. Recuerden que una propiedad sin alquilar solo les genera gastos y aunque la ganancia sea pequeña, es una ganancia al fin.

También les recomiendo observar los precios de las propiedades de la zona, ver la tasa de ocupación y determinar si la suya está en una posición más ventajosa que el resto o si solo es una más en una larga lista de propiedades poco interesantes (lamento decirlo pero no todas son de categoría premium).

Otro factor importante es la eliminación intermediarios para realizar el proceso de alquiler ustedes mismos. Al quitar la inmobiliaria tendrán que hacer un par de trámites más pero no solo se ahorrarán la comisión, sino que probablemente incrementarán las chances de alquilarlo ya que conocen mejor que nadie la propiedad.

Entiendo que mostrarlo puede parecer intimidante si nunca lo han hecho, pero les aseguro que mucha gente está tan harta del estilo de los vendedores inmobiliarios que ver a alguien con una perspectiva distinta podría ser justo lo que necesitaban para decidirse (hago este comentario basado en experiencias personales).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *