Seguridad de redes informáticas: Protección indispensable

La seguridad de redes informáticas es un concepto que probablemente hayan oído mencionar en varias ocasiones y que no deberían dejar de lado en su negocio, incluso si consideran que es demasiado pequeño como para sufrir un ataque malicioso específicamente dirigido hacia su sitio web, servidores, archivos y otros elementos esenciales.

 

La seguridad de redes informáticas es un concepto que probablemente hayan oído mencionar en varias ocasiones y que no deberían dejar de lado en su negocio, incluso si consideran que es demasiado pequeño como para sufrir un ataque malicioso específicamente dirigido hacia su sitio web, servidores, archivos y otros elementos esenciales.

El primer elemento a tener en cuenta es que no existe la seguridad absoluta. Pueden tomar todas las precaciones lógicas y razonables y aún así sufrir inconvenientes. Sin embargo la prevención debería minimizar los problemas y permitirles volver a operar lo antes posible. Para lograr todo esto deben contar con un experto de confianza y que esté disponible siempre que sus servicios sean necesarios.

Lo primero a tener en cuenta son los antivirus. Todas las computadoras de su empresa deben contar con un antivirus que se autoactualize periódicamente para volverse resistente a las nuevas amenazas que pueden surgir de los submundos de la web. Las computadores personales (que no se usan en el trabajo) de sus empleados también deberían contar con esta protección ya que probablemente ocurrirá un tráfico de información entre estas y las de la empresa pudiendo resultar en problemas si no se toman las precauciones adecuadas.

Defensas sólidas

A menos que su empresa tenga un perfil sumamente alto, es muy poco probable que sean víctimas de un ataque informático directo y deliberado, pero ya que es imposible preveer el futuro, es importante que todas cuenten con un buen firewall, que no obstruya su conectividad a la web y los proteja de intrusiones no deseadas. La mayoría de los buenos antivirus traen uno incorporado así que examinen bien sus opciones antes de elegir el que consideran adecuado para su empresa.

Otro elemento esencial es un respaldo de información mensual, tomando el trabajo producido por cada empleado en su computadora y resguardándolo en un disco duro alternativo (uno portátil es el método más común) que permite recuperar lo perdido hasta cierto tiempo en caso de un evento catastrófico, un accidente o algún problema inesperado. Mi recomendación personal es pasar todos los datos de ese disco duro portátil a otro, contando así con dos respaldos para mayor seguridad (quizá piensen que peco de demasiado precavido pero el proceso nunca demora mucho y podría ahorrarles muchos problemas).

Finalmente es recomendable establecer un ciclo de reparaciones para que todas las computadoras sean revisadas, actualizadas y mantenidas al menos dos veces al año, preferentemente en un momento en que no estén siendo utilizadas por los empleados para no causar una baja en la productividad.

Todos estos consejos no son díficiles de implementar y pueden ser vistos como gastos de mantenimiento que evitarán problemas más complicados a largo plazo. Espero les sean útiles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *