Recesión Mundial: ¿Soluciones o más problemas?

La confianza de los fondos de inversión, que son vitales para poder estimular cualquier economía, tampoco se ve ayudada por la influencia de las calificadoras de riesgo, que parecen estar empecinadas en una perspectiva deliberadamente negativa, llegando incluso a rebajar la calificación de la deuda estadounidense por primera vez en su historia de AAA a AA+.

A pesar de que el gobierno de los Estados Unidos logró aprobar un plan de recortes económicos de último momento, las proyecciones de crecimiento anunciadas el mismo día causaron el peor derrumbe bursátil desde el inicio de la recesión en el 2008.  Esto se debió a que la esperada recuperación económica podría tomar aún más tiempo de lo esperado y que las economías de varios países del mundo, incluyendo Estados Unidos, aún no logran ser capaces de sacarse de encima los efectos de la explosión de la burbuja de las hipotecas acaecida en el 2008.

La confianza de los fondos de inversión, que son vitales para poder estimular cualquier economía, tampoco se ve ayudada por la influencia de las calificadoras de riesgo, que parecen estar empecinadas en una perspectiva deliberadamente negativa, llegando incluso a rebajar la calificación de la deuda estadounidense por primera vez en su historia de AAA a AA+.

Los recortes del gasto público exigidos por muchos fondos de inversión para restaurar la confianza y estimular las inversiones han generado fuertes debates sociales en muchos países, especialmente Estados Unidos y la Unión Europea donde la inversión en seguridad social es de las más altas del mundo.

Soluciones inesperadas

Lamentablemente no parece haber consenso entre los economistas más expertos acerca de como encontrar una salida a estos problemas, ya que la economía de muchos países se encuentra tan interconectada que no es posible que uno solo salga del pozo sin que los otros hagan lo mismo.

Incluso valores seguros como el oro se han devaluado súbitamente para sorpresa de muchos y no parece existir nada completamente a prueba de recesión. El problema que los recortes de los gastos públicos conllevan en gran cantidad de países, es que podrían suponer la entrada en un círculo vicioso de recesiones cada vez más profundas empujadas por la falta de inversión pública la cual es un estímulo vital para la economía de muchas naciones.

Sin embargo algunos sostienen que esta es solo una anomalía en la eventual recuperación y que esta solo tomará más tiempo de lo previsto. Otros apuntan a que es momento de que China, India y otras naciones con economías emergentes pero fuertes comiencen a tomar el liderazgo tradicionalmente cedido a la Unión Europea y los Estados Unidos.

Lamentablemente solo existe incertidumbre de momento e incluso los expertos no parecen capaces de predecir como la economía mundial va a recuperarse ni cuanto va a tardar en lograrlo. Sea como sea, se avecinan tiempos complicados para muchos países que luego de años de especulación y gastos desmedidos continúan sufriendo las consecuencias de su imprudencia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *