Steve Jobs: apostando al futuro

A lo largo de su carrera, Steve Jobs ha sabido apostar por la innovación, manteniéndose firme en su creencia de ofrecer productos eficientes y estéticamente agradables.

A lo largo de su carrera, Steve Jobs ha sabido apostar por la innovación, manteniéndose firme en su creencia de ofrecer productos eficientes y estéticamente agradables. Esto sintetiza gran parte de su filosofía budista, creencia que Jobs practica desde su juventud y que ha influenciando a generaciones de productos sumamente existosos. Sin embargo Jobs es mucho más que un líder de opinión y el presidente de una de las compañías más valiosas del mundo, es un visionario que siempre esta apostando por ofrecer algo más en cada producto que lanza.

Jobs se hizo millonario a los 25 años al ser uno de los co-fundadores de Apple junto a Steve Wozniak y revolucionar el mercado de las computadoras personales, introduciendo modelos que combinaban un teclado con una interfaz gráfica que empleaba mouse. Su carrera ha sufrido altas y bajas, ya que perdió el control de la compañía que ayudó a fundar a finales de los 80, solo para recuperarlo en 1997 y ser su piedra angular desde entonces.

En el período que pasó lejos de Apple, Jobs adquirió Pixar, un pequeño estudio de animación el cual mantuvo con pérdidas durante años hasta que este terminó revolucionando el cine al crear Toy Story, la primer película animada completamente por computadora de la historia. Esto eventualmente lo llevó a convertirse en el accionista individual más importante de Walt Disney Pictures, luego de que esta comprase a Pixar.

El futuro según Jobs

Bajo su tutela, Apple desarrolló productos de éxito mundial tales como el ipod, el iphone y el ipad y se convirtió en un referente en lo que se refiere a diseño, funcionalidad y estilo.  Apple también fue de los pioneros en incursionar en el negocio de la música digital, convirtiéndolo en un emprendimiento extremadamente redituable al darle un precio único de 99 centavos a todas las canciones disponibles en su tienda digital Itunes.

Jobs tiene tantos seguidores como detractores, ya que muchos caracterizan su estilo de liderazgo como totalitario y cerrado a sugerencias, exigiendo una perfección casi imposible de todos sus empleados. Otros ven esto como una determinación absoluta a ofrecer lo mejor aunque la tecnología apple se caracteriza por estar cerrada a software no aprobado por la empresa.

El propio Jobs se ha descrito como un futurista, siempre intentando ver las cosas donde van a estar y no donde están ahora. También ha descrito su estilo de management como el de The Beatles, ya que cree que el trabajo en grupo suprime las características negativas del individuo y que la suma de las partes siempre produce mejores resultados que el trabajo en solitario.

Es innegable que Jobs es mucho más que un inventor o un manager, sino que busca ser un líder que empuje permanentemente a su empresa a estar un paso adelante de sus competidores pensando distinto, sin importar cuan extraño pueda parecer al principio. Sin embargo todo su éxito y su inmensa fortuna no han impedido que Jobs sufra de importantes problemas de salud que lo han forzado a abandonar la presidencia de Apple.

Muchos creen que la empresa se ha vuelto tan dependiente de la figura de Jobs cuya presencia es reconocible casi instantáneamente, que su muerte podría causar que Apple quedase a la deriva. Sin embargo Tim Cook, su segundo al mando, ha probado en reieradas ocasiones que es más que capaz de asumir el puesto de Jobs cada vez que sea necesario.

Sin embargo la figura de Jobs como timonel de Apple es tan poderosa que muchos lo ven como insustituible. Eso es algo que solo el futuro dirá, pero sea como sea, habrá que agradecerle a Jobs por ayudar a crear una gran parte de él.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *