Pedir prestado o usar fondos propios

A medida que se reduce la rentabilidad -tanto sea por aumento de costos o por reducción de las ventas-, las ven­tajas de tomar dinero prestado se reducen. Por lo tanto, si en el marco de la crisis global se es­peran menores beneficios, será mejor reem­plazar las fuentes externas de financiamiento por recursos propios.

A medida que se reduce la rentabilidad -tanto sea por aumento de costos o por reducción de las ventas-, las ven­tajas de tomar dinero prestado se reducen. Por lo tanto, si en el marco de la crisis global se es­peran menores beneficios, será mejor reem­plazar las fuentes externas de financiamiento por recursos propios.

Tal es la principal conclusión a la que arriba el trabajo publicado por el Instituto lERAL, de la Fundación Mediterránea, en su último bo­letín destinado a las Pymes. Lo hace a partir de un ejercicio de simulación donde una empre­sa, a partir de disponer de un capital de $ 100, enfrenta tres escenarios: pesimista -con una pérdida de $ 10-, normal -con una ganancia de $ 20- y optimista -con un beneficio de $ 40. Además de estos supuestos, el trabajo mide dos dimensiones. Por un lado, el indicador denomi­nado ROA, que es el rendimiento antes de inte­reses e impuestos en términos del activo necesa­rio para llevar adelante la actividad (rendimiento que es independiente del origen de los fondos utilizados). En segundo término, observan el indicador ROE, equivalente al rendimiento neto de intereses e impuestos en términos del capital propio (también denominado ganancia de los accionistas). En este último indicador, sí es im­portante el origen de los fondos, porque el dueño deberá devolver el dinero una vez concluida la operación. Por último, se plantean dos alternati­vas: en la opción 1 sólo se usan fondos propios, y en la opción 2 se toma prestado un 40% del capi­tal necesario.

Pedir prestado o usar fondos propios para los gastos de la empresa

Si se observan los números en la tabla al pie, puede advertirse que el ROA se mantiene cons­tante en ambos escenarios y para las tres hipó­tesis. Para calcular el ROE, en cambio, pesan los intereses de la opción 2. Asimismo, los impues­tos de esta última opción serán menores que en la opción 1, porque los intereses pagados al prestamista no están alcanzados por el impues­to a las ganancias. De este modo, se obtiene para cada alternativa un ROE diferente.

En el ejemplo, puede observarse que en el escenario pesimista la pérdida es menor cuando la actividad se autofinancia (-10% ver­sus -45%). Por lo contrario, en el escenario optimista las ganancias son superiores en la alternativa 2, que propone tomar deuda de un prestamista (28% versus 56%). En suma, el uso de crédito externo -también llamado apalancamiento- torna más volátil el beneficio para los accionistas: si las cosas salen bien, las ganancias serán superiores, pero si van mal, las pérdidas serán mucho más gravosas.

Por último, el documento de lERAL advierte sobre la coyuntura de crisis actual. Por un lado, dice, se espera una contracción de la demanda y, por el otro, las tasas de interés muestran una ten­dencia al alza. La combinación de estos factores, concluye, llevan a recomendar el autofinancia­miento de las empresas allí cuando sea posible, al menos mientras se prolongue la crisis.

Plan de trabajo para tu PYMES

Rincón Club, una empresa de tiempo compartido, con 178 empleados y cen­tros vacacionales en Punta del Este y en el sur, llegó a la consultoría hace pocos años. “Tenía­mos un problema desesperante en Ventas: rota­ción de la gente, falta de motivación”, recuerda el gerente general, Jorge Pagano.

Rincón Club, una empresa de tiempo compartido, con 178 empleados y cen­tros vacacionales en Punta del Este y en el sur, llegó a la consultoría hace pocos años. “Tenía­mos un problema desesperante en Ventas: rota­ción de la gente, falta de motivación”, recuerda el gerente general, Jorge Pagano.

“El vendedor es un capital estratégico en esta empresa, cuesta mucho formarlo, el producto es muy comple­jo”, agrega. Junto al coach diseñaron un plan de trabajo para el área comercial y arrancaron con un Seminario-Taller para el personal. “Ossés lo inició con una muestra de 40 minutos de aikido. Así se ganó el respeto y la atención de mis des­creídos empleados”, cuenta el contador Pagano.

Como crear un plan de trabajo para tu PYMES

Con 22 años de práctica en artes marciales, el titular de Taishi Consulting aplica esa filosofía a la transformación empresarial. Ejercicios para demostrar que “lo imposible se puede”, destinados a cambiar las creencias y continuos talleres de comunicación en los que participaron todos los empleados y el gerente Pagano, como uno más.

En seis meses, completaron la tarea, con excelentes resultados: “Las ventas aumentaron, la gente comenzó a trabajar en equipo, hay colaboración”, resume el directivo. Como parte del proceso de cambio, la gerencia advirtió que las remuneraciones eran estáticas e inadecuadas y las reemplazó por un fijo por encima del convenio y una estimulante escala de comisiones. “Tengo 60 años” reflexiona Pagano “y sé que si la gente no está contenta, no se logra nada”.

Saque partido de las evaluaciones

Muchas companias unicamente dan aumentos a sus empleados despues de evaluar su desempefio. Aproveche esas ocasiones para defender su peticion de aumento. Si usted ha contribuido en el ultimo afio a llevar a buen termino algun proyecto, dfgalo.

Muchas companias unicamente dan aumentos a sus empleados despues de evaluar su desempefio. Aproveche esas ocasiones para defender su peticion de aumento. Si usted ha contribuido en el ultimo afio a llevar a buen termino algun proyecto, dfgalo.

Si se ha desvivido en el trabajo, ha adiestrado a otro empleado o se ha ofrecido para realizar labores especiales, hagaselo saber a su jefe.

Un punto clave en casi todos los cuestionarios de evaluacion son los “objetivos profesionales del empleado”. Exprese sus ambiciones con claridad y conviccion.

Sistemas de jubilaciones públicos y privados

Comenzaron nuevos tiempos previsionales y, con ellos, una balería de preguntas sin respuesta quedó flotando en el ambiente. En esta nota se habla de la jubilación pública y privada, y de la elección de una buena empresa administradora de fondos de pensión.

Comenzaron nuevos tiempos previsionales y, con ellos, una balería de preguntas sin respuesta quedó flotando en el ambiente. En esta nota se habla de la jubilación pública y privada, y de la elección de una buena empresa administradora de fondos de pensión.

De pronto, todo trabajador mayor de 18 años se ve envuelto en el si­guiente interrogante: ¿sistema pú­blico o privado?

Todavía quedan algunos que de­berán decidir entre jubilarse por la vieja ley, reformada desde febrero, o la nueva ley, que comenzará a regir a partir de mediados de este año.

La diferencia todavía existe, y para adoptar una decisión es conve­niente realizar algunos números, aunque ya haya cesado la etapa de la febril duda entre la vieja y la nueva ley.

A partir de este mes comenzará la campaña de las Administradoras de Fondos de Pensión para obte­ner su adhesión para una jubila­ción en el régimen privado. Pero, antes, se deberá optar por aquel sistema jubilatorio que le asegure un mejor haber.

Y para eso, ¿cuáles son las pautas que deberemos manejar? Una de ellas es la edad: existe lo que se denomina una presunta “edad de corte”, desde la cual no caben du­das para una decisión apropiada: claramente se entiende que, en principio, las mujeres cuyas eda­des oscilen entre los 42 y 45 años deben optar por el régimen público. Para las que se encuen­tran entre los 38 y los 42 años es lo mismo elegir un sistema u otro. Y, en cambio, para las jóvenes es decididamente mejor el sistema privado.

Estas apreciaciones tienen su ex­plicación en el hecho de que, para capitalizar un Importe que le brin­de un digno haber representativo se necesita el transcurso de tiem­po, y los 15 años de capitaliza­ción (hasta cumplir los 60, que es lo que exige la ley para las muje­res) no resultan suficientes. ¿Cómo y cuándo hay que optar? Debemos tener presente que, de acuerdo a la ley, sólo se opta pa­ra el régimen público. SI Ud. no ejerce su derecho y permanece pasiva ante el requerimiento de su voluntad, automáticamente queda incorporada al régimen privado.

¿Dónde y cómo se ejecuta la op­ción? A partir de este mes los or­ganismos comenzarán a Informar detalladamente sobre las modali­dades del operativo, y se podrá entonces tomar la decisión en tiempo oportuno.

Cuales son las diferencias entre los sistemas de jubilaciones Públicos y privados

Si se encuentra entre las que les convendrá elegir por el sistema privado, hay otro tema que tratar: ¿en qué empresa de las que se ofrecen? Las Administradoras de Fondos de Pensión son quienes tienen la misión de administrar su aporte y, evidentemente, tratarán de captar su afiliación. Serán mu­chas las promesas que le harán: el mejor trato, la mejor rentabili­dad, la continua Información, la más baja comisión. Pero tómese su tiempo: consulte y compare entre varias de ellas. Y no se preocupe si comprueba que la elegida no le otorga las garan­tías que necesita o no cumple con sus expectativas, porque tiene de­recho a cambiar de administrado­ra dos veces al año. Desde luego, al principio habrá dudas, pero poco a poco se co­menzarán a conocer en profundi­dad algunas leyes de este nuevo mercado y las elecciones termina­rán siendo las más convenientes. Pero ¿quiénes quedan en el cami­no? Tal vez los que comenzaron a aportar a los 60 años, con la posi­bilidad de obtener una jubilación por edad avanzada cuando cum­plan 70. Porque la nueva ley no prevé este beneficio, y los que cumplan esa edad después de ju­lio próximo no podrán acceder a ninguna prestación, salvo que su­fran alguna afección reconocida como Incapacitante. También se debe tener presente que quienes desempeñan una ac­tividad reglada no pueden dejar de aportar, ya que la Dirección Gene­ral Impositiva lo exige, se tenga derecho o no a una prestación jubilatorla.

De modo que comenzaron tiem­pos previsionales diferentes, tal vez difíciles. Pero quizás esta nue­va organización elimine confusio­nes y frustraciones y, si trabaja y aporta, finalmente podrá gozar de un haber digno. Todo está por verse.

Un hombre un voto

Una de sus primeras ideas se referia a la educacion tecnica. La metalurgia era esencial para el futuro de los jovenes de aquella region industrial, pero la unica escuela tecnica local estaba dirigida por una importante empresa metalurgica y admitia unicamente a los hijos de sus empleados.

Una de sus primeras ideas se referia a la educacion tecnica. La metalurgia era esencial para el futuro de los jovenes de aquella region industrial, pero la unica escuela tecnica local estaba dirigida por una importante empresa metalurgica y admitia unicamente a los hijos de sus empleados. En 1943, don Jose Maria abrio una escuela industrial en la que podian inscribirse todos los que quisieran. Despues de graduarse como tecnicos, los alumnos de dicho centro no tardaban en conseguir y  empleos en la empresa metalurgica.

Don Jose Maria no tenia un plan maestro para elevar la moral de la comunidad y promover el crecimiento economico. Pero penso que organizar cooperativas seria una buena manera de conseguirlo. Recordaba que una fabrica de armas de la localidad de Eibar, 30 kilometros al norte de Mondragon, habia funcionado con exito como cooperativa durante 17 años, hasta que estallo la Guerra Civil. Finalmente, en octubre de 1955, cinco decididos jovenes egresados de la escuela crearon Talleres Ulgor con el apoyo moral del sacerdote, y empezaron a fabricar estufas de petroleo.

Cada socio contribuyo con 50,000 pesetas de sus ahorros para poner en marcha la empresa, en la que seria trabajador y propietario al mismo tiempo. En abril de 1959, Talleres Ulgor fue registrado como cooperativa. El nombre de Ulgor se formo combinando la primera letra de los apellidos de sus cinco fundadores: Usatorre, Larranaga, Gorronogoitia, Ormaechea y Ortubay.

El inquieto cura se convirtio en asesor sin sueldo y sin voto, pero con mucha voz. Redacto los estatutos de Ulgor, que mas tarde servirian de modelo para todas las cooperativas del grupo. Basados en el principio profundamente democratico de “un hombre, un voto”, los estatutos establecian que el sueldo mas elevado no seria mas de tres veces superior al mas bajo este ultimo se determino sacando la media salarial de empresas similares del sector privado.

Ventajas de tener una netbook

La principal caracte­rística de una netbook es su gran portabilidad. Karina Giordanella, contadora especiali­zada en evaluación de rentabilidades futuras de empresas, cuenta: “Hace cuatro años que tengo una notebook pero siempre me resultó pesada, y la autonomía de la batería no pasa de tres horas. Por lo tanto, tenía que llevar el cargador y eso era más peso.

La principal caracte­rística de una netbook es su gran portabilidad. Karina Giordanella, contadora especiali­zada en evaluación de rentabilidades futuras de empresas, cuenta: “Hace cuatro años que tengo una notebook pero siempre me resultó pesada, y la autonomía de la batería no pasa de tres horas. Por lo tanto, tenía que llevar el cargador y eso era más peso. Terminé usán­dola en el escritorio y empecé a buscar un equipo más liviano y con más autonomía. Encontré la HP 2133 a $ 2.400 pero compré una Acer con igual configuración a $ 1.800. No pesa nada, la llevo en la cartera y es más seguro porque nadie se entera de que llevo una computadora. Tiene un disco de 120 GB, 1 GB de RAM (el doble que mi notebook), lec­tor de tarjetas de memoria para aumentar la . RAM, cámara Web y detecta automáticamen­te redes Wí-Fí. La uso para tomar apuntes, para hacer una liquidación en la oficina de un cliente, para todo”.

Si bien tienen características similares a las notebooks, los procesadores y las tarjetas gráficas de las netbooks son menos potentes. Pero si no se usan aplicaciones de diseño o juegos en 3D, no hay problema y puede ha­ber beneficios en la autonomía. Giordanella agrega que “la batería dura alrededor de seis horas; me explicaron que la pantalla consu­me menos porque su tamaño es más chico”.

Para quienes usan la computadora para intercambiar mails, navegar en Internet, traba­jar en documentos de texto o planillas de cálcu­lo, editar fotos y poco más, una netbook puede ser adecuada. Pero hay usuarios que requieren aplicaciones corporativas o una pantalla más grande, o editar gran cantidad de imágenes o video con alta definición.

Cuales son las principales ventajas de tener una netbook

Entonces la netbook puede convertirse en la segunda computadora. Jorge Polo, gerente de Marketing de Tersuave, tiene una netbook Samsung NC 10 desde mediados de 2008. “La batería dura entre seis y siete horas y es una ven­taja porque me muevo sin pensar en que puedo quedarme sin carga. Esto y su reducida dimen­sión me permiten llevarla cómodamente cuan­do viajo. La pantalla es amplia y su teclado es dinámico, aunque no tiene algunas funciones y programas necesarios para requerimientos del trabajo. Por eso, la uso para entretenimiento y para el trabajo sigo con la notebook”, explica.

Hoy las netbooks siguen sin tener lector de CD-DVD y eso dificulta la instalación de programas o la reproducción de películas.

Sin embargo, eso tiene solución. Se le puede conectar un lector externo a través de USB o copiar la película o el programa en un pen drive y, desde allí, reproducirlo. También se puede conectar el equipo con otra computa­dora a través de un cable de red.

Un kinesiólogo que pidió no ser identifi­cado, compró una minilaptop hace algunos meses. Y comenta: “El teclado es chico y ob­servo que el alcance del Wi-Fi es más limita­do que con las notebooks. La autonomía de la batería es de tres horas usando la pantalla sin brillo. La laptop es mi computadora de escri­torio y la uso para hacer presentaciones, tra­bajos de precisión y ver películas. Para todo lo demás, uso la netbook”, dice.

Sea como sea, nadie permanece indife­rente frente a las netbooks. Mientras Intel las impulsa, AMD -su rival directo- las des­estima. Intel tiene los procesadores Atom para estos equipos y AMD no tiene ninguno. También, hay fabricantes de computadoras que, aun teniendo líneas de netbooks, mani­fiestan que son equipos para usar “sólo me­dia hora”. Claro, también venden notebooks y desktops, que son equipos más caros.